Dos Caminos Viajados

¿Va hastar agradecido cuando alcance a sú destino?



Hickman Community Church
Le invita a…

El Corazón de Verdadera Gratitud
Domingo, Noviembre 22, 10:00am

854 I Street, Hickman, CA 95323

Coro de Niños, Musica Especial, Testimonio,
Mensaje Biblico y Refrescos




La mayoría de gente le encanta viajar. Cada de nosotros viajamos a través de esta vida. Sin embargo, nadie puede viajar en dos diferentes direcciones al mismo tiempo. No puede ir al norte para Sacramento, mientras viajar sur para Los Angeles. En la misma manera no puede viajar para Dios mientras viajar lejos de Dios.

Declaro Jesús que nomas hay dos caminos y dos destinos en esta vida. Primero, el camino amplio que conduce a la destrucción, y segundo, el camino angosto que conduce hacia la vida eterna (Mateo 7:13-14).

¿En que camino está usted?  Su destino eterno y satisfacción depende de saber esto.

La Biblia dice que todos hemos nacido en el camino que conduce para destrucción, porque todos somos nacidos de la raza caída de Adam. La rebelión de Adam contra Dios en escoger su viaje propio trajo pecado y muerte a toda su descendencia. La Biblia dice, “Hay un camino que al hombre le parece derecho, pero que al final es camino de muerte.” (Proverbios 14:12). Si como Adam, escogimos nuestro propio camino, eso conduce a un solo destino aterrador – el castigo de Dios.

Para viajar en el angosto camino que conduce a la vida eterna, tenemos que ser nacidos otra vez por el Espíritu de Dios. Para entrar al camino angosto, primer tenenos que pasar por la puerta angosta a través de fe en el Señor Jesucristo.

¿Qué es esta puerta? La Biblia presenta Jesucristo como siendo la puerta. Para entrar a la vida eterna, tenemos que entrar a través de Él, según creyendo en Él como el hijo eterno de Dios, que primero asumió carne humana y se hizo el Salvador de pecadores. ¿Porque se considera angosta la entrada a través de Él? Primero, Él exige que despojemos de sí mismo. No hay espacio a entrar a través de Cristo para traer exaltación propia, santurronería, confianza en sí mismo, ni egoísmo. Debemos dejar todas estas cosas detrás y confiar en Él que murió en la cruz por nuestros pecados. Debemos girar de las atracciones del mundo, deseos carnales, y esquemas diabólicas y girar hacia solo en Jesucristo, confiando en Él que nos salve del juicio justo de Dios (Mateo 1:6, Romanos 5:9, Tito 3:5).

Segundo, la puerta es angosta porque Él es exclusivamente la única senda para la vida eterna. No hay muchas maneras para ir al cielo- solo una manera. Jesús dijo, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6). “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en cual podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

Si vamos a ser salvados, la Biblia dice que debemos tener una fe basado en el Señor Jesucristo que ambos murió y fue levantado a la vida para nosotros. Él murió por nuestros pecados y fue levantado a la vida de la muerte para nuestra justificación. Entonces, “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31). 

Fe no solamente confía en la vida y muerte de Jesús, pero se aparta de buscar el mundo, lo carnal, y al diablo. Debemos de diario morir a sí mismo y tomar la cruz de Jesús y seguirlo a Él para ser su discípulo y recibir el regalo de vida eterna.

Cuando confiamos solamente en Jesús para que el nos salve, y rechazamos el pecado para seguir a Él, nuestros corazones se llenan de su súper-abundante gracia, perdón  y misericordia. Nosotros quien éramos enemigos de Dios somos traído cerca y reconciliados devuelto a Él como hijos e hijas. Esto nos lleva a ser adoradores agradecidos de Él. 

Durante este “Temporada de Gracias” hemos de recordar a dar gracias a Dios por el regalo de Su Hijo, quien es el medio de salvación y la entrada por cual podemos viajar la senda estrecha que conduce a la vida eterna.

Recursos en español


Image

2020 Dos Caminos Viajados (PDF)


Image

2019 Dos Regalos Entregado (PDF)